Un cambio de vida

5 (100%) 7 votes

La mejor manera de enfrentarse a los problemas es enfrentarse a ellos, eso es lo que yo pensé cuando me vi sin trabajo, sin dinero y sin casa. Todo fue un cúmulo de circunstancias que me llevaron a tocar fondo cuando menos me lo esperaba. Pero supe levantarme enseguida, cogí impulso y desde entonces no hay quien me pare.

Cuando no ves salidas fáciles no te queda más remedio que irte a lo más complicado, a lo difícil así que lié la manta a la cabeza y emprendí una aventura por mi cuenta y causa.

Primero me puse a buscar alternativas, soy muy bueno en lo mío que es la mecánica por lo que creí que podría trabajar en cualquier taller mecánico o desguace sin problema, pero sabía que tal y como estaba la cosa en España no me iba a resultar fácil, por lo que busque un trabajo en Inglaterra y allí que me fui. Primero con la mosca detrás de la oreja como se suele decir, después más tranquilo fui tomando confianza con el medio en el que me movía, fui haciendo amistades e incluso encontré pareja. Una vez ya con una vida nueva me faltaba realizar una mudanza de mis cosas, estas estaban guardadas en un guardamuebles ya que el banco se quedó con mi piso por falta de pago.

Me puso manos a la obra y busqué empresas de mudanzas internacionales para que realizaran todas las gestiones sin yo tener que moverme mucho. Anteriormente había entrado a su facebook para ver si era una empresa fiable y de primera, lo cual me dejó más tranquilo. No es que mis cosas sean de mucho valor, lo que pasa es que los pocos muebles que tengo eran de mi madre y los guardo con un especial cariño. Si no puedo ponerlos en casa de mi pareja que es donde me he mudado los guardaré en un guardamuebles aquí en Inglaterra, ya que no  me quiero desprender de ellos. La verdad es que conservo muy buenos recuerdos y en todos ellos están esos muebles, la silla en la que mi madre se sentaba para comer, o la cómoda en la que guardaba las toallas y las sábanas. Lo sé, soy un sentimental peo que le voy a hacer, la vida sigue y yo por suerte tengo otra oportunidad y esta os aseguro que no la voy a malgastar.