La inminente llegada de las vacaciones

5 (100%) 1 vote

Pues sí, con la llegada del mes de junio se aproximan peligrosamente las vacaciones estivales y claro, los chavales encantados, se acaban los madrugones, las clases, los exámenes, estudiar, la tarea… y es que después de nueve meses de clases prácticamente ininterrumpidas les apetece y mucho estar un mes sin hacer nada.

Los padres lo vemos de otra manera, lo vemos desde otra perspectiva, lo vemos desde el no saber con quién dejarlos, lo vemos desde el tener que seguir trabajando mientras ellos no tienen colegio, en definitiva lo vemos distinto. Los padres y madres que trabajan fuera de casa se encuentran con el problema de no saber qué hacer con los críos cuando ellos no tienen clase pero si trabajo por lo que la inmensa mayoría recurre a los abuelos. Esas personas tan maravillosas que en lugar de estar viajando con la inserso se quedan con nuestros hijos sin rechistar y además disfrutan de ello. Otras personas, las que no trabajan fuera de casa, se enfrentan a un largo verano con los niños en casa, ese verano que en ocasiones parece eterno, sobre todo cuando se vive en un piso de dimensiones reducidas en el que los chivos se asfixian.

Muchos padres llegan a la conclusión de que son demasiadas vacaciones por lo que en el mes de agosto empiezan a poner a sus hijos algunas tareas escolares para que vayan recordando lo aprendido en el curso pasado, estos padres suelen prepararse muy bien, muchos de ellos solicitan precio de pizarra para poder comprar una y hacer más llevadera la hora de repaso diaria que se le ha encomendado a los niños.
La verdad es que con un poco de ingenio y el tiempo suficiente se puede disfrutar de los niños en las vacaciones, se pueden pasar unos días muy divertidos y encima a prendiendo. Basta con hacer juegos, gimkanas, ejercicios al aire libre… y todo esto para potenciar el habito de estudio en los muchachos, para que al regreso a las clases en el mes de septiembre, no les dé tan duro ya que tras más de dos meses sin coger un libro lo más probable es que hayan olvidado hasta como se lee o se escribe. Es bueno tener un pequeño acercamiento a los libros y a todas las materias antes de que llegue el cole de nuevo y con el lleguen los madrugones, los deberes y estudiar.