Cuando acabe la crisis

Rate this post

Todos pensamos que cuando acabe la crisis volveremos a vivir como antes, que se acabaran nuestros problemas económicos, que todo volverá a su sitio y que conseguiremos la estabilidad laboral que tanto necesitamos. Pero ¿Qué pasa con todo lo perdido? ¿Qué pasa con todo lo que se ha llevado esta crisis que nos ha dañado tanto? Y no solo como ciudadanos trabajadores, sino también como personas. ¿Volveremos a ser los mismos después de la crisis? Las familias que han perdido sus casas por falta de empleo o las personas que han visto como sus hijos abandonaban el país en busca de un futuro mejor ¿recuperaran estas personas el tiempo perdido?

Muchos lo vamos a intentar con todas las ganas y con todas las fuerzas de las que seamos capaces de llenarnos, otra cosa es que podamos capear los temporales que se nos avecinan.
Lo mejor, dicen los expertos, es ser emprendedores, montar negocios para ayudar a la economía del país, por este motivo yo voy a montar un pequeño negocio de papelería en el que también habrá material de oficina a  buen precio. Tendré todo lo necesario para el cole, para la oficina, prensa, pan y chuches…todas esas cosas que hacen que una pequeña librería llegue a ser un punto de encuentro de jóvenes que salen a divertirse y se compran un bocadillo o un refresco para sobrellevar el calor. Una tiendecita en la que además de comprar un bolígrafo, puedas imprimir una foto o un documento en cualquier momento, un sitio donde poder hacer una fotocopia sin necesidad de ir al centro y al  mismo tiempo comprar el pan para la comida.

Situado cerca de un colegio para aprovechar las compras de última hora y las exigencias de los profes como un cuaderno extra o un bolígrafo que se borre, tener todas esas cosas al alcance es muy cómodo para las madres, por lo que pienso poner la papelería en una zona muy estratégica.

Quiero, esa es la palabra mágica, esto es un proyecto y como tal debo verlo, es un sueño que espero que algún día pueda ser real, una manera de ayudar tal y como dicen los expertos y que me permita vivir dignamente de mi trabajo, de mi sudor y del de los míos, un proyecto a largo plazo que espero me saque a mí a y a toda mi familia del pozo en el que nos metió la dichosa crisis.