Consejos para cambiar la bomba de agua

Rate this post

Es muy importante tener en cuenta que la bomba de agua juega un papel vital en la temperatura óptima de funcionamiento de tu vehículo. Por este motivo, si necesitas una bomba de agua de segunda, te recomiendo visitar el desguace central españa, porque allí encontrarás todo lo que necesitas a los mejores precios del mercado.

Sin embargo, debes tener presente que esta es una reparación que puedes hacer en tu hogar, en especial si sabes cómo hacerla. Por esto te he preparado este post con algunos consejos que te serán de gran ayuda para cambiar la bomba de agua de forma óptima.

¿Cómo se cambia la bomba de agua?

La forma más sencilla de hacer el cambio de la bomba de agua es llevar el coche a un taller mecánico. Pero debes tener en cuenta que el coste podría ser de hasta 100 euros, dependiendo de la mano de obra a invertir en la reparación de tu vehículo.

Por otra parte, al hacer la reparación por tu cuenta, podrás ahorrar una gran cantidad de dinero, en especial porque una bomba de agua en un desguace no suele superar los 150 euros. Para hacer el cambio de una forma adecuada asegúrate de seguir estos consejos:

Bajando la bomba de agua

Es muy importante que para bajar la bomba de agua te asegures de que el coche esté completamente frío. De esta forma, podrás evitar cualquier tipo de quemadura con líquido refrigerante caliente.

Para facilitar el procedimiento, lo mejor es que el vehículo esté elevado, porque esto facilitará el drenaje del líquido refrigerante. Drena el líquido, y procede a desconectar las mangueras de la bomba de agua para finalmente proceder a quitar los tornillos de fijación. Asegúrate de dejar completamente limpia la zona para que asi evites cualquier tipo de inconveniente.

Instala la bomba de repuesto

Es indispensable que instales la bomba de repuesto, pero no sin antes asegurarte de que es el mismo modelo exacto que la que acabas de quitar. Esto te permitirá evitar cualquier inconveniente, y para instalarla solo colócala en su lugar con los tornillos de fijación y procede a conectar las mangueras.

Asegúrate de que no exista ningún tipo de fuga después de rellenar el sistema con líquido refrigerante. Cuando todo esté en orden, procede a encender el coche para purgar el sistema, y rellenar el faltante de líquido refrigerante, y por último debes dejar el coche en reposo por lo menos por 4 horas.