Como hacer que su coche salga airoso de la ITV

Rate this post

Todos procuran tener su coche en buenas condiciones para pasar la ITV (Inspección Técnica de Vehículos), el cual es un trámite de carácter obligatorio para todo tipo de automóviles. En el caso A cumplir el cuarto año de haberlo matriculado debe hacer la primera revisión; después se realiza cada 2 años hasta que el coche cumpla 10 y a partir de allí le corresponde anualmente.

Para la mayoría de los conductores es algo preocupante, puesto que si la reprueba el coche no puede circular, a menos que sea para acudir al tallar y de nuevo a la ITV. Por lo general, todos procuran tener su vehículo en buenas condiciones; sin embargo, hay algunos elementos que se van deteriorando y podrían hacer que obtenga un informe desfavorable en la inspección.

Qué debe revisar antes de ir a la ITV

Neumáticos: preste atención a la profundidad del patrón, lo ideal es que supere 1,6 milímetros en todas las ruedas. En caso de ser inferior o consiga zonas desgastadas y con cortes en las rodaduras, tendrá problemas con la ITV.

Luces: haga una revisión detallada del sistema de alumbrado: luces de posición, largas, de freno, cruce, marcha atrás, etc.

Limpiaparabrisas: en la inspección le pedirán que accione los limpiaparabrisas, de manera que puedan asegurarse de que las escobillas realizan el barrido de forma adecuada y que los difusores funcionen correctamente.

Sistema de frenos: revise las pastillas, los discos y el freno de mano, sobre todo si ha escuchado sonidos extraños. En la inspección chequearán si la fuerza de frenado está por debajo de lo exigido y que no tenga descompensación en la frenada.

Suspensión: compruebe el estado de muelles, rótulas y amortiguadores. En la ITV también se asegurarán de que la suspensión esté de acuerdo con los criterios de homologación.

Cinturones de seguridad: asegúrese de que todas las puertas abran y cierran sin inconvenientes y que los pretensores de los cinturones funcionen de manera adecuada.

Aceite: el coche no debe estar botando el aceite por ningún lado, chequee el nivel del lubricante para asegurarse de que esté según corresponda. Verifique que no haya charcos o gotas en el suelo por debajo del coche.

Emisiones: es uno de los factores que más tienen en cuenta, porque es una «ventana» a diversos tipos de fallas. Con circular a más revoluciones por minutos, es posible eliminar el hollín que se va acumulando en el escape.

Antes de pasar a la inspección, debe someter al vehículo a una revisión y, de preferencia, se ha de solventar en ese mismo momento cualquier irregularidad. Si la limitante es el presupuesto, puede buscar piezas desguace, que son mucho más económicas que las nuevas.