Cambiar de vida y de ciudad

5 (100%) 4 votes

Terminar los estudios supone un gran cambio en la vida de todas las personas, la verdad es que es el comienzo de una nueva vida, por lo general todos en la familia notan el cambio y es muy importante tomar las decisiones adecuadas cuando hay que hacer algo así. Un cambio como este requiere de mucha meditación, por parte del interesado y de la propia familia.

Terminé los estudios hace dos años, entonces no tenía muy claro cuál iba a ser el rumbo que iba a tomar con mi vida, todo se me hacia un mundo, parecía como si caminara cuesta arriba, no conseguía decidir que quería hacer, y de repente lo vi claro. Estudié veterinaria por lo que mi sueño siempre había sido montar mi propia clínica pero sabía que no podría ejercer todo lo que quería en mi pueblo natal porque es un lugar muy pequeño. Aunque aquí me puedo encargar del ganado de los vecinos, las vacas y las ovejas de los ganaderos de la zona, siempre he querido tener un lugar en el que atender a animales de todo tipo, gatos, perros, cobayas, hámster, pajaritos… cualquier animal de compañía.

Busque por internet empresas de mudanzas en barcelona y me puse manos a la obra, quería mudarme cuanto antes, ya tenía piso por que como había estado estudiando en Barcelona capital, alquilé un pequeño estudio así que ya solo me quedaba llevarme mis cosas a la ciudad.
De esta empresa de mudanzas me habían hablado muy bien e incluso le eché un ojo a a su facebook para ver cómo era la empresa y si eran de confianza, nada mejor que los comentarios de la gente para saber cómo es algo, aunque también es cierto que no a todos nos gusta lo mismo y que para gustos se hicieron los colores

Me mudé ese mismo mes, la empresa de mudanzas lo gestionó todo muy rápido y con muy buenos resultados, en menos de lo que me imaginé estaba instalada en mi nueva vida, un reto conseguido gracias al esfuerzo y al sacrificio tanto mío como de mis padres que tanto se han preocupado por mis estudios, la verdad es que tengo que agradecerles todo.
A los dos meses monté la clínica veterinaria y a día de hoy funciona a las mil maravillas, estoy encantada con mi trabajo y con mi vida en general.